El Galaxy Note 7 es oficialmente historia. Samsung no solo ha pedido a sus usuarios que no enciendan ni utilicen el teléfono, sino que también dejará de fabricarlos y abandonará este modelo de la gama tras varios casos de explosiones, intoxiaciones por gases y otros problemas bastante graves.

Aunque la tierra sobre su tumba esté fresca, muchos usuarios estarán ya buscandouna alternativa que satisfaga su necesidad de pantalla grande, cámara de calidad y batería de larga duración. Son las tres cuestiones que hicieron popular al Note 7 y, ahora que no está, hemos hecho una lista con posibles sustitutos que puedan ocupar el espacio que deja.

Lo primero es lo primero: ninguno viene con un stylus porque eso es algo que realmente sí es exclusivo al Note 7, lo que siempre le ha acercado a lo que se llamaba ‘phablet’ hace unos años. ¿Pero en todo lo demás? Hay alternativas de sobra, a mejor precio y con características que quizá gusten más que las del desafortunado teléfono de Samsung.

Y también tenemos que añadir: si te gusta el entorno de aplicaciones y la interfaz de Samsung, es una tontería salirse de él. El Samsung Galaxy S7 y el S7 Edge son totalmente seguros y muy potentes, por lo que sustituir un Note 7 por uno de sus hermanos menores es algo lógico.

Dicho esto, vamos con las alternativas.

OnePlus 3: más barato, igual de potente

Los OnePlus son teléfonos todavía desconocidos para la mayoría porque se venden solo online y no tienen puntos de distribución en España. Si quieres uno, tienes que pedirlo a China desde la web oficial. Para colmo, hasta el modelo actual, elOnePlus 3, solo podían comprarse mediante invitación, por lo que conseguir uno, incluso si querías, era casi imposible.

Esto es historia, como decimos, y el OnePlus 3 no solo es una gran alternativa al Note 7 con su pantalla de 5,5 pulgadas, su procesador Snapdragon 820 de gran potencia, su chip adicional para hacerse cargo de los gráficos de videojuegos, 6GB de RAM, 64GB de espacio y su cámara, que está al altura del iPhone 6S.

Además, es barato para todo lo que ofrece y la calidad de sus materiales con los que está hecho. Cuesta 400 euros, envío incluido.

Además, si eres fan del Android de los Nexus, la capa de personalización de este teléfono es mínima. Otra cosa es que se vaya a actualizar al mismo ritmo de los teléfonos oficiales de Google, pero eso es otra historia.

La mayor pega es que la garantía y soporte es limitado en tanto que es un producto comprado al extranjero y no tiene tiendas en España. Sin embargo, la relación calidad precio es algo impresionante.

Xiaomi Mi5, por si no quieres gastarte mucho

El Mi5 de Xiaomi comparte un problema con el OnePlus 3: su soporte en España es limitado y puede ser problema gestionar su garantía si algo falla. Sin embargo, tiene una pantalla curva por los bordes que recuerda mucho al Note 7 porque apenas tiene marco y la curvatura está muy conseguida.

El teléfono por dentro es tan bonito como por fuera: una pantalla de 5,1 pulgadas, un procesador Snapdragon 820, 3GB de RAM y una cámara de 16MP (que no es impresionante, pero está bien). Su precio también es una gran ventaja: se puede encontrar en muchas tiendas online por apenas 350 euros.

A la pega del soporte en España hay que sumar sus materiales: no tiene una construcción tan ‘premium’ como los teléfonos de Samsung ni como el anterior ejemplo que hemos puesto. Este es el precio a pagar por el precio más bajo que el resto de sus competidores, claro está.

LG V20, ¿necesito una segunda pantalla?

LG ha presentado recientemente el V20, su nueva apuesta por los teléfonos de alta gama. Por lo general, parece un teléfono más, pero tiene dos aspectos diferenciadores: una pantalla secundaria de accesos rápidos en la parte superior del frontal y dos cámaras traseras, que no funcionan como las del iPhone 7 Plus, pero que ofrecen resultados interesantes.

¿Es una buena alternativa al Note 7? Por su tamaño, es perfecto para quienes quieran un dispositivo grandote, eso está claro. En su interior lleva potencia similar a la del teléfono de Samsung y su cámara está a la altura. Por si esto fuera poco, la pantalla es 4K, como la del Note 7; y su batería es extraíble, lo que sin duda está muy bien si empieza a arder y no quieres que el teléfono estalle.

Entre las pegas, una bastante importante: todavía no está disponible en España y no se le espera hasta Navidades. ¿Por qué lo hemos incluido en esta lista? Por sus similitudes con el Note 7 y por si los hay con paciencia suficiente para estar con otro móvil de sustitución hasta que se lance este.

Huawei P9 Plus, con “cámara de Leica”

Huawei es un fabricante cada vez más potente a nivel mundial y puede encararse sin ningún problema con Samsung y Apple en ciertas zonas del mundo. En España quizá no sea todavía lo más conocido, pero teléfonos como el P9 y el P9 Plus pueden ayudar en ese sentido.

El modelo que escogemos como alternativa al Note 7 es el más grande, el Plus, porque la pantalla tiene un tamaño parecido, 5,5 pulgadas; y una batería muy decente que el software gestiona de forma demasiado eficaz, hasta el punto de que a veces no recibes notificaciones de ciertas aplicaciones. Su precio tampoco está nada mal, en torno a los 650 euros, por debajo del Note 7.

Su punto fuerte es la cámara doble, que cuenta con la aprobación de Leica, aunque no con su hardware, algo en lo que hay que tener cuidado. Un teléfono con una óptica de la afamada compañía sería fabuloso, pero no es el caso. Eso no significa que la cámara no sea magnífica, tenga opciones únicas para crear fotografías con efectos de time-lapse o similares.

iPhone 7 Plus, para quien quiera pasarse al enemigo

Sí, el iPhone 7 Plus es una gran alternativa, por supuesto, pero la gran pega en este caso es que hay que dejar el entorno Android. Esto no es algo que todo el mundo quiera hacer, igual que seguro que casi nadie quiere pagar el precio de estos dispositivos, que arranca por encima de los 900 euros.

Los productos de Apple son casi siempre sinónimo de calidad, motivo por el cual Samsung y otras empresas han luchado y han conseguido ponerse a la altura como alternativas a iOS. Para quienes quieran probar lo que ofrece el rival, sin embargo, este puede ser un momento para hacerlo.

Google Pixel XL, la gran amenaza

Las desgracias que han llevado a la retirada del Note 7 del mercado están dando alas a otros contendientes dentro de la gama alta de teléfonos Android. Sin embargo, el mayor enemigo es Google y sus dos Pixel.

El Pixel XL, según quienes ya lo han probado, es superior a cualquier otro teléfono Android y tiene una cámara por encima del iPhone y el Galaxy S7, por citar las dos cumbres del mercado. Su pantalla no es 4K, pero está por encima de los 1080p; y cuenta con el Android 7.1 modificado en exclusiva de momento para él.

¿Caerá Samsung en desgracia y se alzará el Pixel de Google? Es muy pronto para decirlo, pues como alternativa al Note 7 ahora mismo este teléfono no cuenta. Su lanzamiento en España está todavía pendiente de confirmarse, así que solo puede competir en el mercado anglosajón por el momento.

Dejar respuesta