El Gran Colisionador de Hadrones. El Bosón de Higgs. La Partícula de Dios. Todo un gran logro de la ciencia que en los últimos días ha tenido problemas y los trabajos debieron ser suspendidos por culpa -al parecer- de una comadreja.

La situación sucedió en la noche del jueves 28, cuando la estructura tuvo que ser apagada por una falla de electricidad. Y la investigación inicial indica que una comadreja (o un animal similar) estuvo mordisqueando los cables eléctricos que terminaron con el funcionamiento del Gran Colisionador y la lamentable muerte del animal.

Desde el CERN (vía NPR) dicen que todo está en pausa por ahora ya que si bien el Gran Colisionador podrá ser reparado en apenas unos días, tendrán que pasar algunas semanas para que esté funcionando a total capacidad y se pueda seguir jugueteando con partículas chocando entre ellas a la velocidad de la luz.

Y si bien la comadreja -o lo que haya sido- pasó a mejor vida, no deja de ser curioso que un aparato de 17 kilómetros de largo sea frágil como para que un animal tan pequeño lo apague a mordiscos.

Dejar respuesta